La Ley contra la piratería en España: una batalla por los derechos de la propiedad intelectual

La piratería es uno de los asuntos más preocupantes en materia de videojuegos y videoconsolas. Se trata de una de las batallas más férreas de la industria para preservar la seguridad de la industria del videojuego en España, algo que la Ley cada vez castiga con más dureza mediante la Comisión de Propiedad Intelectual. Es un problema que no ha parado de crecer en los últimos años y que, como contamos en aDeSe, puede suponer el fin de los videojuegos en nuestro país. Es por ello que la batalla se ha endurecido de manera progresiva en la última década, consiguiendo un excelente avance para acabar con estas prácticas ilegales y promover la protección de la cultura y la propiedad intelectual, tanto en el terreno de las videoconsolas como la música, el cine y las series, entre otros ámbitos.

Qué dice la ley sobre la piratería en España y cómo se castiga

El artículo 10 de la Ley de Propiedad Intelectual cita que “son objeto de propiedad intelectual todas las creaciones originales literarias, artísticas o científicas expresadas por cualquier medio o soporte, tangible o intangible, actualmente conocido o que se invente en el futuro”. De este modo, cuando un usuario disfruta de una obra sin pagar el correspondiente precio por ella, la ley entiende que está incurriendo en un delito y, por lo tanto, ha de ser denunciado y condenado. La Ley Orgánica 1/2015, de 30 de marzo del Código Penal, introducía en el art. 270.2, el delito contra la propiedad intelectual a través de la sociedad de la información, donde se incluyen las webs de enlaces. En este sentido, dicho Código Penal establece una condena de prisión de seis meses a cuatro años y multa de doce a veinticuatro meses, siendo de seis años de prisión en los casos más graves.

El caso de descargasmix y el fin de una era con Megadede

Una de las demandas más recientes respecto a delitos contra la propiedad intelectual se resolverá en julio de 2021 en la Audiencia de Sevilla, tras la detención de tres personas que promovían la piratería en internet mediante la web “descargasmix”. La Fiscalía de Criminalidad Informática de Sevilla imputa un delito contra la propiedad intelectual, solicitando una pena de seis años de cárcel y el pago de una multa de 16.200 euros. Uno de los casos más llamativos en los últimos tiempos ha sido el protagonizado por Megadede, uno de los portales más visitados para obtener enlaces y descargas ilegales, que anunciaba su cierre definitivo el 16 de septiembre de 2020 tras sufrir el mismo proceso con Pordede y Plusdede. Unas medidas que acaban con algunos de los últimos bastiones en relación a webs ilegales para la protección de la cultura y de la propiedad intelectual en España.

Cómo se combate la piratería digital en España

La Asociación Española de Distribuidores y Editores de Software (aDeSe) es uno de los organismos que más ha batallado contra la piratería digital en España, impulsando las primeras denuncias a webs piratas para proteger el empleo de calidad y las inversiones en relación a lo que establece la Comisión de Propiedad Intelectual. De este modo, la lucha contra la piratería en el sector del videojuego y la comercialización de dispositivos se ha visto potenciada en gran medida en los últimos años. Desde 2012 se han emitido numerosas denuncias contra portales de internet y establecimientos que se dedicaban al uso indebido de las consolas para implementarles chips o la venta de copias fraudulentas de videojuegos, algo que perjudica seriamente a la industria del videojuego en España. Gracias a una denuncia presentada por aDeSe contra el propietario de un establecimiento en Jerez de la Frontera (Cádiz) un tribunal pudo considerar como delito contra la Propiedad Intelectual los sistemas para piratear y modificar consolas. Tal y como reflejan los artículos 270.1 y 270.3 del Código Penal, el acusado fue condenado a una pena de seis meses de prisión, sanciones económicas y la inhabilitación temporal de su actividad laboral. No obstante, la piratería en España se remonta a muchos más ámbitos más allá de los videojuegos y de las consolas, ya que otros sectores como el cine y la música también se han visto fuertemente sacudidos por las prácticas de descargas ilegales y delitos contra la propiedad intelectual. De este modo, cada vez son más las webs que se cierran gracias a las denuncias de los organismos, aunque en muchos casos el litigio se prolonga en el tiempo durante años hasta que la Justicia ofrece la sentencia tras la demanda impuesta. Este es el caso de la web de descargas ilegales Emudesc, cuya resolución demoró 3 años tras la denuncia impuesta por la Asociación Española de Videojuegos (AEVI) en 2016.

Una evolución con excelentes resultados

España figuraba en la lista negra de países con mayor índice de piratería en el año 2011, según el informe de la Federación Internacional de la Industria Fonográfica, siendo uno de los líderes en todo el mundo en descargas ilegales, duplicando la media general de Europa. Tras todas estas medidas indicadas previamente y la reforma del Código Penal para imponer penas mucho más duras por la práctica de la piratería, España consiguió revertir la situación y situarse a la cabeza de los países europeos que más consume contenido digital legal. Concretamente, el informe emitido por la Unión Europea en el año 2020 nos situaba como el cuarto país europeo que más invertía en este tipo de contenidos digitales, ya sea en la industria de la música, del cine y las series o los videojuegos. Con ello, la lucha contra la piratería en España cada vez se ve más fortalecida gracias a las numerosas denuncias sobre webs piratas y sus respectivas condenas, lo que está ayudando a la concienciación social para consumir contenido digital de manera legal y segura.